Se denomina «gestión del talento» al conjunto de prácticas que una organización pone en marcha para atender correctamente a su principal activo, sus empleados.

Podemos entender la gestión del talento como un proceso que comprende las fases del ciclo de vida del empleado, entre las que se encuentran la atracción y selección, la evaluación del desempeño, el desarrollo, la fidelización y la desvinculación.

La gestión del talento es responsabilidad del área de Recursos Humanos. No obstante, como impacta directamente en la experiencia del empleado, su espíritu debe permear en todos los mandos para que esté alineada a lo largo de toda la empresa.

Las empresas que más cuidan su marca empleadora luchan por los mejores profesionales y otorgan una mayor relevancia a la correcta gestión del talento. A esta correcta gestión contribuye tener un propósito bien definido, una identidad potente con valores reales y que están presentes en el día a día.

Si eres consciente de que tu empresa necesita mejorar su gestión del talento, contacta con nosotros. En Grupo Binternational vamos a identificar qué cuestiones son prioritarias para tu organización para establecer el plan de acción más adecuado.